Cómo definir nuestra Marca Personal

Marca Personal

Marca del Blog

¿Cómo elegir una buena marca?

Uno de los elementos definitorios de nuestra actividad en la Red es lo que se denomina Marca
Personal. Según Wikipedia, la Marca Personal es la forma en que nos promocionamos en Internet a través de la percepción que los demás tienen de nosotros. En las escuelas de Social Media Management enseñan a definir y plantear estrategias de Marca Personal, pero para plantear una buena estrategia hay que diferenciar los siguientes conceptos y, al mismo tiempo, mantener una buena coherencia entre ellos:

  1. Marca Personal: Es lo que los demás esperan de nosotros cuando se hacen ‘seguidores’ nuestros. Desde mi punto de vista, muchos Community Management simplifican el concepto cuando lo reducen exclusivamente al ámbito online. Enrique Dans tiene una marca online muy potente, pero también es conocido como profesor de nuevas tecnologías del IE Business School (marca profesional off line). Por su parte, Marcos de Quinto es muy conocido como presidente de Coca Cola en España, y su notoriedad en twitter está ligada a esta faceta.
  2. Marca Profesional: Es la forma en que los demás perciben nuestra gestión profesional. Es frecuente el caso de profesionales con reputación off line, pero que no están en la Red o incluso huyen de ella. Es un error. “la marca y la reputación se genera en la web (…) los directivos, debemos favorecer la creación de la reputación online”, afirma Núria Vilanova, presidenta de Inforpress y CEAL Ibérico (*).
  3. Identidad personal off line: En la mayoría de los casos ligado a nuestro DNI  off line, a través del nombre, etc.
  4. Nick o identidad personal online

Es importante elegir bien el nombre de usuario o nick, porque “va a ser tu seña de identidad en la web 2.0”, afirma María Bretón. Cuando la marca personal y nick no están alineados con nuestra identidad y marca personales, se convierte en un problema. ¿Por qué?

La mala identidad

En Internet, al contrario que en la vida real, hay libertad para establecer nuestro propio nombre y éste no se rige por los convencionalismos del nombre del padre/madre, etc. Esto da mucha flexibilidad, porque además todos podemos tener distintos nicks (de hecho, es frecuente que tengamos distintas cuentas con distintos nick), pero también crea problemas cuando el nick que buscamos está ocupado y debemos elegir uno que no coincide con nuestras marcas personal o profesional.

Se genera un conflicto de identidad.

Muchos de nosotros, cuando entramos en la red, lo hacemos sin un plan previo y en cuanto vemos que nuestro ‘nombre’ está cogido, tomamos rápidamente otro, sin pensar en sus consecuencias a largo plazo.  Optamos por utilizar guiones bajo (no recomendados, porque son más difíciles de escribir), nombres graciosos por los que nadie nos reconoce a primera lectura o rebuscamos en nuestros apellidos combinaciones complicadas que no nos definen.

Si aplicamos técnicas SEO (‘Search Engine Optimization’ o posicionamiento en buscadores) a nuestro propio nick, sabemos que el mejor nick es aquel que coincide con nuestro propio nombre, porque cuando los demás lo tecleen en Google Search apareceremos en primera posición. Pero no siempre es posible. Entonces, hay que seguir una estrategia de posicionamiento para potenciar nuestra marca. ¿Cómo?

Cómo potenciar nuestra marca

Para que nuestra marca sea potente, debemos cuidar los siguientes puntos:

  1. Mantener la coherencia entre la marca personal, la marca profesional y, si es posible, nuestra identidad.
  2. Reforzar nuestra marca personal a través del marketing de contenidos: es decir, escribir. Tanto nuestros seguidores como el propio buscador de Google se interesarán por nosotros, sólo en la medida en que les facilitamos contenidos y estos contenidos les aportan.
  3. Mantener la coherencia entre los textos que escribimos en la Red y nuestro historial personal y profesional.
  4. Intentar que nuestro nick en las redes y nuestra identidad personal sean lo más coincidentes posible.
  5. Cuidar la foto. Como comenté en un post anterior, la fotografía del perfil nos define y no es un elemento neutro.

Pero no basta con escribir. Hay que evitar convertirse en lo que Enrique Dans define como un ‘charlatán 2.0’, personas que trabajan mucho pero no proyectan nada en su marca profesional. El objetivo es que te difundan: “Cuanto más te copien, mejor”, afirma Dans.

La marca y la empresa

Los investigadores relacionan la marca personal con los ‘embajadores de marca’. En este punto coinciden tanto Vilanova, con su teoría de los Micropoderes, como Laura Rosillo. Ambas afirman que, a través de su acción en Internet, un empleado alineado con los objetivos de su empresa puede convertirse en un ‘Embajador’ de la marca de la empresa.

Pero en el caso que yo expongo, el concepto de la marca va más allá de la empresa en la que trabajamos. Cuando nuestra marca personal es fuerte y  la marca profesional tiene buena reputación, nos convertimos en los mejores embajadores de marca, bien para el proyecto para el que trabajamos o para nuestra marca entendida como Marca de Profesional.


(*) Por ética profesional, aclaro que en la actualidad estoy desarrollando un proyecto para CEAL Ibérico, según puede verificarse en mi página de Linkedin.

Anuncios

Acerca de Àlvar Hernández

Àlvar (Álvaro) Hernández Zorrilla. Periodista, comunicador, gestor de contenidos.
Esta entrada fue publicada en Redes Sociales y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s