Por qué triunfa el eslogan Je suis Charlie

Contenidos

Je-suis-Charlie-Strasbourg-wikipediaEl 7 de enero, los hermanos Kouachi atacaron la sede de la revista francesa Charlie Hebdo en nombre de Al Qaeda y mataron a 12 personas, entre ellas un policía de origen musulmán que vigilaba la zona, Ahmed Merabat. Rápidamente, el eslogan ‘Je suis Charlie‘ (Yo soy Charlie) y también ‘Je suis Hebdo‘ se propagaron por las redes sociales.

En Twitter, el hastag #JeSuisCharlie ha sido uno de los más tuiteados en la historia: 6.500 veces por minuto y unos 3,4 millones de tuits en apenas 24 horas. En las redes también ha surgido el eslogan ‘Je suis Ahmed‘, en honor del agente muerto.

El semanario Charlie Hebdo ha recogido este lema en la viñeta que encabeza este post. (Hebdo es la forma coloquial de ‘Hebdomadaire’, semanario en francés).

¿Por qué tiene tanta fuerza el lema ‘Je suis Charlie‘?

Análisis de la estructura

Este lema utiliza la estructura gramatical más simple, pero al mismo tiempo más efectiva: sujeto (yo) verbo (soy) objeto (Charlie). Es la construcción más básica de una lengua y la más fácil de aprender y repetir para todas las personas, porque nos retrotrae a nuestros primeros años de aprendizaje. De hecho, es la misma estructura que utilizan los padres para enseñar las primeras palabras a los niños: Yo (…) papá/mamá. En el caso de los niños, incluso, sustituyen el verbo por un movimiento físico con la mano en la que se señalan a sí mismos.

La mayor parte de los eslóganes de las manifestaciones utilizan rimas sencillas que permiten recordar mejor las frases y le dan una sonoridad similar a una canción. Este lema, sin embargo, por su propia estructura, no necesita una rima: Es una frase muy corta, con sonoridad en todos sus elementos pero que alcanza su pico -y al mismo tiempo su mayor caída- en la última palabra.

Podríamos expresar la sonoridad con los caracteres ∏ (para expresar sonoridad fuerte), ∧(subida de sonoridad) y ∨ (caída sonora): Yo soy Charlie’, ‘Yo soy Hebdo’ .

Construcción de la frase

La construcción de la propia frase y los elementos que lo constituyen dan mucha fuerza a la frase. ¿Por qué?:

  1. Contundencia fónica (Fuerza). Utiliza elementos de mucha fuerza: El sujeto en primera persona (Yo) tiene fuerza tanto por hacer de sujeto (nosotros somos ‘yo’, nos identificamos) como por la propia fonética de la ‘Y’ (en francés (J: je). ‘Yo’ y ‘Je’ utilizan fonemas muy sonoros.
  2. Construcción de la frase. Las oraciones sencillas y cortas (sujeto + verbo + objeto) no dejan lugar a la interpretación. Es posiblemente una de las construcciones más impactantes que se pueden utilizar, después de las construcciones de tipo orden o imperativo: ‘Al ataque’, ‘Siéntate’, etc.

Los valores del contenido

El contenido de la frase nos identifica con unos valores que, no determinamos en la propia oración, pero que los presuponemos por factores culturales.

El eslogan utiliza el sujeto ‘Yo’/ ‘Nosotros’ como posicionamiento frente al ‘Tú’ / ‘Vosotros’. Por otra parte, identifica al ‘Yo’ con los valores que se atribuyen a ‘Charlie’ (libertad de expresión, cultura, solidaridad, etc.). Buena parte de estos valores se plasmaron en música, en esta concentración. Por contraposición, al oponente o ‘Tú’ le sustrae esos valores.

Pero ¿cuáles son estos valores?

  1. Valor Alpha. La construcción ‘Yo soy…’ refuerza el sentimiento de liderazgo de la persona (el macho de la manada). Con esta frase decimos: ‘Yo soy el que tiene este valor’.
  2. Valor de grupo. Aunque el ‘Yo’ sea un valor Alpha, concitamos un sentimiento de grupo con el atributo Charlie, porque a Charlie le presuponemos una serie de valores positivos que nos identifica con este grupo. De esta forma, todos los ‘Yo’ que conformamos ‘Charlie’ somos un mismo grupo.
  3. Valor oposición. Sitúa a mi grupo (Charlie) frente a los que no lo son (se presupone que no tienen nuestros mismos valores).
  4. Valor moral. El sujeto atribuye a Charlie un valor moral (en este caso, la libertad de expresión, etc.) superior al de los opositores (por oposición, ellos atacan la libertad.
  5. Valor de resistencia. Al enfrentamiento contra el otro se le otorga un valor de resistencia: Charlie es atacado => Yo soy Charlie => Yo soy atacado => Yo resisto (en contraposición a ti)
  6. Valor identificatorio. Utiliza la construcción más sencilla para identificar un sujeto (Yo) con el objeto (Hebdo) y con los valores que atribuimos a Charlie.
  7. Valor identificatorio grupal. Al ser un lema que utiliza mucha gente en un mismo entorno (manifestación) adquiere valor identificatorio de grupo: Yo (nosotros) soy (somos) Charlie

El antecedente de Kennedy

El lema ‘Yo soy Charlie’ tiene su antecedente en el eslogan que el ex presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, lanzó en Berlín el 26 de junio de 1963:”Ich bin ein Berliner!!” (¡Soy berlinés!). El eslogan de Kennedy se ha convertido en uno de los símbolos de la Guerra Fría: “Todos los hombres libres, dondequiera que vivan, son ciudadanos de Berlín, y (…) se enorgullecen de las palabras Ich bin ein Berliner “, dijo en su discurso.

Al igual que el eslogan de Charlie, se trata de una frase corta, aparentemente sencilla, pero magistral. Según un análisis publicado en el diario Cinco Días, contiene significados ocultos, de alto voltaje emocional y con indudable intencionalidad: supo identificar el estado de ánimo de los berlineses, angustiados ante el recrudecimiento de las relaciones entre el bloque occidental y el oriental.

Yo, frente al mundo

Libro Yo soy Malala

Libro Yo soy Malala

En realidad, ésta es una frase que se ha utilizado a lo largo de la historia y siempre con la misma connotación de ‘Yo frente al otro’.  Estos son algunos ejemplos:

Frase bíblica atribuida a Dios: Yo soy el que soy. Yo soy el que soy equivale a Yo soy el que existe realmente y por sí mismo, no como los ‘falsos dioses’ que no son ni pueden nada.

Jesucristo: ‘Ego sum lux mundi‘ Yo soy la luz del mundo, por contraposición al resto de los judíos.

Salvador Dalí: ‘No podéis expulsarme porque Yo soy el Surrealismo’.

Malala Yousafzai en 2013: ‘Yo soy Malala’, por oposición a los talibanes de Pakistán que se oponen a que las niñas acudan a las escuelas.

Anuncios

Acerca de Àlvar Hernández

Àlvar (Álvaro) Hernández Zorrilla. Periodista, comunicador, gestor de contenidos.
Esta entrada fue publicada en Contenidos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Por qué triunfa el eslogan Je suis Charlie

  1. Carmen Aguado dijo:

    Bonito análisis semiótico y sociolinguístico.
    Con ese “Yo” el indivíduo se une a otros que lo ratifican pronunciando lo mismo “yo soy…”
    Como tú dices, Alvaro Hernandez, es una afirmación que nos define (como alguien que detenta un determinado poder moral, social, etc) o en un credo; y tambien al ser “una consigna”, como en este caso “Yo soy Charlie” agrupa a otros que tambien lo afirman. Es una forma de “correr la voz”, en algunos casos, sobre algo, publicitarlo con un trasfondo moral que compromete.

  2. Pingback: Ataque terrorista: Cómo combatir los rumores | Comunicación Sostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s